Últimas reseñas

31 de marzo de 2016

Reseña: Carmilla ~ Joseph Sheridan Le Fanu

Carmilla

Título: Carmilla
Autor: Joseph Sheridan Le Fanu
Editorial: Siruela
Número de páginas: 104
Género: clásico, vampiros, ficción, fantasía, LGTB
Precio: 19.95€ (Pincha aquí)
Saga: NO



«Yo debía tener unos seis años cuando una noche desperté repentinamente; miré a mi alrededor y no vi a la sirvienta encargada de la guardería; tampoco vi a mi nana, y pensé que estaba sola. No tenía miedo, pues yo era una de aquellas felices criaturas que, por la diligencia de sus protectores, ignoraban las historias de fantasmas, los cuentos de hadas y todas las leyendas que hacen que nos ocultemos bajo las sábanas cuando cruje una puerta o cuando la luz vacilante de una vela hace que las sombras dancen en las paredes acercándose a nosotros. Sin embargo, me sentía abandonada e indignada aquella noche, por lo que comencé a lloriquear, preparándome para un arranque de sonoros berridos. Fue entonces que vi, con sorpresa, un rostro solemne y bello. Era una joven que me contemplaba, arrodillada junto a mi cama y con las manos bajo el cobertor. La miré con una especie de plácido asombro y dejé de llorar. Ella sonrió y me acarició; se acostó en la cama a mi lado y me tomó en sus brazos; de inmediato me encontré deliciosamente aliviada y volví a dormir. Había pasado un rato, cuando sentí como si dos agujas se clavaran al mismo tiempo hasta el fondo de mi pecho y desperté lanzando un alarido. La joven retrocedió sobresaltada, manteniendo sus ojos fijos en mí; se deslizó hacia el suelo y me pareció que se escondía bajo la cama».



Encontramos una narración en primera persona, muy cercana al lector,  con momentos en los que se dirige a este ("Juzgue usted si digo la verdad"). Además de que al ser en primera persona encontramos que el narrador coincide con una de las personajes principales, Laura.

En este libro hay dos personajes que tienen mayor protagonismo, de una parte encontramos a Laura, la narradora de la historia que contará lo que vivió con la llegada de Carmilla, la segunda persona de vital importancia, una niña muy pálida que oculta algo.

Los capítulos son cortos pero algo que llama la atención es que hay ilustraciones en una página o dos de esos capítulos, con lo que podemos ver detalladamente algunas escenas de la novela que narra Laura.

Sin duda este libro tiene una temática vampirica mezclada con una temática LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) para ser más exacta, lesbica. Pues entre las dos jóvenes hay sentimientos que poco a poco veremos a que se deben.

La prosa del autor tiene un tono melódico, además de estar muy trabajada y con ese toque de la época, es decir, mostrando mucho respeto al hablar entre las diferentes personas que componen la historia.

El prólogo y el epílogo son como unas notas escritas por el doctor y por Laura, en el que se explica algunas cosas ocurridas tras la historia.

La portada, al igual que toda la edición, es preciosa y escalofriante a la vez, la joven que aparece en ella es Carmilla, con lo cual desde el principio ya sabemos cómo será la chica.

La historia ha sido muy bella, cargada de sentimientos, de una prosa maravillosa que hace que el lector crea que esta leyendo una poesía. Sin duda, es una novela clásica pues está ambientada en hace siglos.

Los personajes están muy bien construidos, cada uno tiene su historia, además de que sus diferentes personalidades les hace destacar. Por otra parte, hay que destacar el avance de Laura, la protagonista, como poco a poco va dándose cuenta de las cosas y va viendo que no todo es lo que parece.

La historia de los vampiros está muy bien construidas, podemos ir notando que lo que sucede con la llegada de Carmilla sin duda tiene que ver con ella, por eso no hace falta que descubramos que se trata de ella la que muerde a la gente.

Es una historia que, a pesar del tiempo en el que fue escrita, ya trata el tema de LGTB, cosa que hay que destacar pues aunque no habla especificamente de ella si que se intuye a lo largo de la narración.

La edición del libro es preciosa, tiene unas ilustraciones en blanco y negro muy mágicas que hacen que el lector pueda saber en qué escenario se encuentra.

Sin duda es una novela que todos deberían leer si aman la temática vampírica y si son amantes de los clásicos pues ambas temáticas pertenecen a este libro.



- No tenía miedo, pues yo era una de aquellas felices criaturas que, por la diligencia de sus protectores, ignoraban las historias de fantasmas, los cuentos de hadas y todas las leyendas que hacen que nos ocultemos bajo las sábanas cuando cruje una puerta o cuando la luz vacilante de una vela hace que las sombras dancen en las paredes acercándose a nosotros.
- Existen estados indolentes del espíritu en los que, aunque estemos indispuestos a hablar, las voces de los demás son gratas a nuestros oídos aletargados.
- Es como si estuviéramos destinadas, desde nuestra infancia a ser amigas.
- Los momentos que recordamos más vaga y confusamente son aquellos en los que nuestras pasiones se han desatado de la manera más terrible y desaforada.
- El amor siempre es egoísta, y más cuando es tan apasionado.

4 comentarios:

  1. Hola! ^^ pues tengo muy muy pendiente de leer este libro... y que bonita la portada de Ana Juan vaya xD
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Me llama muchisimo!! lo tengo apuntado desde hace un tiempo y creo que es uno de esos libros que me gustara mucho =)
    Gracias por la reseña.
    ¡un besito!

    ResponderEliminar
  3. He visto fotografías de este libro y la verdad es que son geniales. Saludos :D

    ResponderEliminar
  4. Parece que tiene su qué.. este estilo sí que suele gustarme
    así que lo apunto :)
    un beesito

    ResponderEliminar