Últimas reseñas

19 de marzo de 2017

Frases: A través de mis pequeños ojos de Emilio Ortíz

Resultado de imagen de a traves de mis pequeños ojos

* El corazón se me aceleró de alegría cuando escuché la voz de Jeremy y después la de Margaret.
- Vamos, Cross, hoy será un día muy especial para ti.*

* En esto nos parecemos a los humanoides, que de cachorros pasan una temporada sin pegar un palo al agua, luego van a la escuela, más tarde al instituto, después a la universidad y, de adultos, a currar como Dios manda. La vida de un perro guía es muy parecida, y la única diferencia es que nosotros el trabajo lo tenemos asegurado. Rara especie la de estos locos seres de dos patas que son capaces de asegurarnos a nosotros el trabajo y ni siquiera se lo aseguran para ellos.*

* Marcha, amiga, marcha, que pronto nos encontraremos. Quizá nuestros amos ya se conozcan y estén esperándonos como quien espera un hijo. Camina, amiga, camina. Espérame, que ahora iré. *

* Aquí lo tienes para ti y para siempre. *

* - Bueno pequeño. A partir de ahora seremos inseparables. Yo cuidaré de ti todo lo mejor que sepa y pueda y tú a cambio me tendrás que guiar. *

* En resumidas cuentas, ellos se han montado a su antojo la cadena alimenticia, pero creo que no son felices del todo. O todos no son felices. *

* Lo increíble de esto es cómo dos miembros de distinta especia animal, de proceder tan distinto, puedan llegar a estar tan unidos *

* Sentir que quizá no me volvería a ver más. Sentirse satisfecha por la hazaña realizada, por tantos meses de amor y verme crecer, verme jugar con sus hijos. Seré un recuerdo imborrable en el tiempo, retazos de ternura que pasarán de cuando en cuando por su mente, por su corazón. *

* Iban pasando las etapas de la vida, de mi breve vida. O era yo quien iba pasando por ellas. Los humanoides no saben amar sin apego. *

* Cuidad mucho de vuestros amigos, recordad que ellos no trabajan por dinero. (...) ellos trabajan por amor y por la comida, la comida que les dais y vuestra gratitud; vuestras caricias y vuestro cariño es su sueldo. Nunca olvidéis esto. Entregadle su sueldo día a dia, hora a hora, que en cada caricia vaya una buena dosis de agradecimiento por la labor prestada. Cuanto más amor reciban, mejor trabajará. Medidle la comida pero nunca le midáis el afecto, vuestro afecto tiene que ser mayor que el afecto que le proporcione cualquier miembro de vuestro entorno. *

* Cosas de humanoides, que sonríen sin querer hacerlo, que dicen cosas que no sienten, que sienten cosas que ocultan. *

No hay comentarios: